Que tiemblen Edgar Allan Poe, Julio Cortázar, Jorge Luis Borges... pues ya están aquí los "relatistas" del futuro.

Desde un rincón de Vallecas, derrochando creatividad mientras buscan su estilo, tengo a bien presentarles estas pequeñas joyas literarias. ¿Quién sabe si será el comienzo de algún gran escritor?

Mientras salimos de dudas estos jóvenes "cuentistas" continuarán sacándole punta al lápiz.

martes, 8 de abril de 2014

EL MAGO MADAMBU (RELATO BUSCA SU ESCRITOR)

Érase una vez, en la época medieval, un mago llamado Madambu que lo único que sabía hacer era crear flores, convertir armas de guerra en lazos e incluso pintar paredes y techos del color que este quisiera.

Un día hubo una lucha de magos a la cual Madambu no quería ir porque era mago, obviamente. Cuando empezó se escondió en un pequeño agujero que había en la pared, ahí se quedó dormido y cuando despertó se encontraba frente a un robot en el año 3578. Por la matrícula o lo que tuvieran en la cabeza, este le empezó a decir "warning, warning" (que significa peligro en inglés) y Madambu que sabía un poco de inglés salió rápidamente del agujero, cuando estuvo fuera casi se queda ciego con la luz del sol.

Los robots obreros de la zona se quedaron asombrados al ver a alguien que no era igual que ellos. Eran obreros porque en ese mismo escondite iban a poner un taller de ayuda para rellenar grasa, pues en esa época no había sangre, había grasa.

Le costó bastante adaptarse, pues no sabía que decían sus amigos de hojalata, ni estos lo que decía el mago.

Entonces tuvo que ir a la escuela desde 1º de Educación Primaria. Cosa novedosa pues él no sabía lo que era una escuela, pues en su época solo había libros que tenían que robar para poder aprender, pero Madambu los conseguía pidiéndolos por favor sin pelear ni robar.

Cuando aprendió a hablar fue hasta el trono del rey y le iba a sorprender con su magia, cosa bastante fácil porque nunca habían visto magia. Cuando acabó de enseñarles lo que podía hacer el rey le mandó a la guerra, él no quería pero según la ley robótica( quien no valla a luchar por su patria morirá) y tras leer esa ley aceptó sin rechistar.

Tuvo que aprender el idioma de guerra, el "Raímrula" que no le costó mucho porque no era difícil. La primera batalla fue contra el pueblo "Sukutalaya" y la ganaron fácilmente. Para el mago esa época le parecía más a la medieval que al fututo.

Al año siguiente lo nombraron general solamente por su magia, y le encargaron una misión secreta en la cual tenía que convertir la armas del imperio que les derrotó en víboras y cobras con veneno altamente peligroso capaz de matar un ¡ROBOT EN SOLO DIEZ SEGUNDOS!
Al acabar esa misión volvió sano y salvo, y para más inri mató a casi todos los vigilantes de la zona enemiga.

Cuando se iba a la cama vio que tenía las manos llenas de grasa (que era la sangre de los robots) y pensó que porque estaba haciendo tal locura.


Con su magia construyó una puerta para volver a su época y de enfrentó a un dilema: ser mortal o ser un mago inmortal parecido a una máquina de destrucción. Se lo pensó mucho tiempo y cada día que no se decidía le consumía el alma de mago, hasta que decidió volver a su época. Pensó que era mejor ser un humano a ser una máquina inmortal.


lunes, 7 de abril de 2014

UNA DE MONOS



Don profesor, mi hija no hizo los deberes porque fue al zoo con su hermano, pues este quería enseñarle los monos.

Casualidades de la vida, cuando volvió a casa se encontró una cría mono. Me lo dijo a mí, llamó al zoo… y todo el lío. Por eso no pudo hacer los deberes.

Lo siento mucho.

Gracias por su comprensión.